Andalucía expone nuevas líneas de investigación para evitar la seca de la encina y el alcornocal en las dehesas

arbol1

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha organizado en Huelva unas jornadas en las que se abordarán las causas y nuevas líneas de investigación abiertas para combatir la seca de la encina y el alcornocal en las dehesas andaluzas. En el encuentro, que se celebrará en el marco del proyecto Life BioDehesa hasta el próximo miércoles, se analizará también las medidas que están llevando a cabo para controlar y prevenir esta enfermedad.

El programa, coordinado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA), contempla la participación de expertos del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (UCO), así como del propio IFAPA y de las Agencias de Gestión Agraria y Pesquera y de Medio Ambiente y Agua adscritas a la Junta de Andalucía. Las ponencias, que también cuentan con la intervención de entidades como Aproca o Encinal, se centran en aspectos teóricos y prácticos de la gestión fitosanitaria y de los tratamientos de control de daños del arbolado en sistemas adehesados. El seminario ha servido, además, para la puesta en liza del Servicio de Diagnóstico de la Seca constituido en el marco del proyecto Life BioDehesa.

El objetivo es salvaguardar este ecosistema vertebrador del medio rural y dar respuesta a la creciente preocupación ante el avance de este proceso de decaimiento, tal y como lo demuestra el incremento de solicitudes de corte de encinas y alcornoques solicitados este año en la provincia onubense. Atajar esta enfermedad es fundamental en el caso de Huelva, donde la dehesa desempeña un papel trascendental, en la medida en que por su geografía se extienden hasta 250.000 hectáreas de este hábitat, el 21 por ciento de las existentes en toda la comunidad autónoma.

La dehesa es, al mismo tiempo, medio ambiente, paisaje, desarrollo, diversificación socioeconómica, aprovechamiento de los recursos naturales, sostenibilidad, cultura, patrimonio y, por tanto, riqueza y fijación de la población al territorio. Todo ello, la convierten en un pilar esencial de la economía rural, en especial, en el caso de Huelva, con comarcas muy ligadas a ella como la Sierra de Aracena y Picos de Aroche o el Andévalo. De las dehesas emanan cada año en torno a 40.000 jamones de calidad amparados por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Huelva, unos productos que dinamizan, que dejan riqueza y empleo en 31 municipios de la Sierra y que la Junta de Andalucía quiere proteger.

Sierra de Aracena y Picos de Aroche

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en paralelo a la promoción de investigaciones y a la búsqueda de los mejores mecanismos de prevención de la podredumbre de la dehesa, ha entregado en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche a lo largo de 2013 unas 4.000 plantas de encinas y alcornoques procedentes de la Red de Viveros de la Junta de Andalucía. Una iniciativa aprobada por la Junta Rectora de este espacio natural protegido en febrero como un grano de arena más en esta lucha constante y que ha perseguido que los propietarios afectados puedan sustituir hasta el último árbol que hubo que cortar en el ejercicio anterior.

Fuente: Junta de Andalucía

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito