franja con federaciones

Cazadores y pescadores se unen en Madrid contra la ‘ley Narbona’

manifestacion

Cazadores y pescadores se convirtieron el pasado domingo, día 5 de junio, en los indiscutibles protagonistas del Día Mundial del Medio Ambiente con una gigantesca manifestación que reunió a decenas de miles de aficionados -unos 120.000, según la Policía-, en la que calificaron como la mayor concentración de la historia en defensa del medio ambiente y la naturaleza.

La marea humana era tan grande que la cabeza de la manifestación ya había llegado a la plaza de España cuando todavía la cola estaba en Cibeles. El acto se convirtió en una gran prueba de fuerza de los aficionados a la caza y a la pesca, y de los amantes de la naturaleza y el mundo rural, de los fabricantes de armamento y artículos de pesca, realeros, silvestristas... De esta forma, expresaban su hastío e indignación ante los continuos ataques que, desde hace unos años, vienen sufriendo por parte de colectivos animalistas y de algunas organizaciones ecologistas. Estos, animalistas y ecologistas, se convirtieron en el principal objetivo de las consignas de los manifestantes, quienes les criticaron dedicarse «a vivir de las subvenciones y buscar, a la vez, el exterminio de un gran número de especies que llevan años asentadas y radicadas en España».

'Queréis las subvenciones para exterminaciones' fue uno de los gritos más coreados, en referencia evidente a la sentencia del Tribunal Supremo auspiciada por estos grupos, que podría haber condenado a la erradicación a especies consideradas alóctonas o invasoras como el arruí, la trucha arco iris, el cangrejo rojo, la carpa común... De esta forma, la derogación de la Ley 42/07, comúnmente conocida como 'ley Narbona', fue la principal reivindicación de los participantes en la marcha, que recriminaron, en pancartas y a voz en grito, que todas estas son especies perfectamente arraigadas en España, que no causan graves problemas medioambientales y que solo necesitan de una adecuada gestión.

Además, generan una gran riqueza de la que depende la vida de un gran número de familias en muchas comunidades. Tampoco faltaron referencias a los partidos políticos, a los que se recordó que las elecciones están muy cercanas, y que son muchos millones de votos los que pueden movilizar estos colectivos, teniendo en cuenta que son más de tres millones los pescadores y cazadores federados en España.

La manifestación se convirtió en un espectáculo festivo, con el sonido de las caracolas y los cuernos de caza resonando por las principales calles madrileñas, el estallido de petardos, colleras de perros de caza e infinidad de pancartas y banderas de España y de todas las comunidades autónomas, unidas esta vez en una causa común sin fisuras. Los atuendos de los cazadores, en colores verdes y ocres, contrastaban con el colorido de las camisetas de los miembros de los clubes de pescadores, que completaron el recorrido enarbolando sus cañas de pesca y sus grandes sueños.

La marcha finalizó pasadas las tres de la tarde al grito de 'Sí se puede'. La mayor parte de las pancartas de los cazadores murcianos estaban referidas al arruí, la joya cinegética de la Región y el animal que ha convertido Murcia en referencia mundial.

Fuente: La Verdad

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito