CLM: El Gobierno regional destina un 10 por ciento más que en 2013 al dispositivo de lucha contra incendios

incendio

La inversión para el Plan INFOCAM 2014 cuenta con 5,7 millones de euros más que el pasado año
María Luisa Soriano destaca la eficiencia en el uso de los recursos materiales y los medios humanos disponibles
La ‘época de peligro alto de incendios forestales’ se extiende desde el 1 de junio al 30 de septiembre, y en ella entran en vigor diversas prohibiciones para evitar posibles incendios

a consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha destacado que el Gobierno regional ha aumentado en 2014 el presupuesto destinado a la lucha contra incendios en más de 5,7 millones de euros, un 10 por ciento más con respecto al año 2013.
Durante una rueda de prensa para informar sobre la campaña de extinción y prevención de incendios forestales 2014, Soriano ha explicado que este aumento se ha conseguido gracias a la cofinanciación con fondos europeos de parte de los trabajos e infraestructuras incluidos en la antigua encomienda con la Empresa Pública de Gestión de Castilla-La Mancha (GEACAM).
La titular de Agricultura ha asegurado que la elaboración del plan contempla la “garantía en la calidad del servicio”, al tiempo que busca “optimizar tanto los medios como los recursos operativos disponibles”.
La consejera ha destacado la cualificación del personal que participa en el dispositivo, casi 2.600 personas solo en la parte que controla directamente la Consejería de Agricultura, a lo que hay que añadir la colaboración del Gobierno de España, Protección Civil, el servicio 112, Cruz Roja y las diputaciones provinciales y ayuntamientos.
Plan INFOCAM 2014
La titular de Agricultura ha expuesto que el Plan INFOCAM se compone de tres grandes capítulos, con sus propios planes cada uno: Prevención, Detección y Alarma y Extinción. En la parte de Prevención, ha destacado que existen convenios firmados con las comunidades autónomas de Castilla-León, Madrid, Aragón, Comunidad Valenciana, Andalucía, Cataluña, La Rioja e Islas Baleares, y se han mantenido conversaciones con Murcia y Extremadura para establecer un protocolo de colaboración en materia de prevención y extinción de incendios.
Además, en este apartado, ha recordado algunas de las prohibiciones que marca la normativa para la ‘época de alto riesgo’, con el fin de reducir la posibilidad de que se produzcan incendios forestales, como la circulación de vehículos a motor por pistas forestales, el empleo del fuego en espacios abiertos del medio natural, la utilización de maquinaria que genere deflagración, chispas o descargas en un radio de 400 metros alrededor de las zonas forestales y en espacios protegidos, o arrojar fósforos y puntas de cigarro desde los vehículos, entre otras medidas.

Asimismo, durante el periodo de trabajos complementarios en los meses de octubre de 2013 y marzo, abril y  mayo de 2014, se han realizado  tratamientos selvícolas sobre un total de 3.600 hectáreas y quema de residuos en 2.700 hectáreas en todo el ámbito de la comunidad autónoma.
En el segundo gran bloque, el de Detección y Alarma, ha detallado que el Plan INFOCAM cuenta con un amplio dispositivo formado por el Centro de Operaciones Regional (COR), con sede en Toledo, y cinco Centros Operativos Provinciales (COP); 113 puestos de vigilancia fija y radio-escuchas en bases fijas, como torres u observatorios; 36 patrullas de vigilancia móvil, una Red de Comunicaciones Radiotelefónicas dotada de 34 repetidores de frecuencia, más de 1.800 radioteléfonos móviles, cerca de 1.700 radioteléfonos portátiles y unos 1.000 teléfonos móviles.

Medios humanos
Para el último de los grandes capítulos, el de Extinción, el Plan INFOCAM 2014 cuenta con casi 2.600 personas dependientes de la Consejería de Agricultura: 441 agentes medioambientales; 1.883 personas del dispositivo de incendios de la empresa pública GEACAM; 54 técnicos del Centro de Operaciones Regional y los Centros Provinciales; 65 personas de la Junta para tareas auxiliares; y 120 personas de empresas colaboradoras -pilotos, maquinistas, capataces, técnicos, etc.
Además, se dispone del trabajo del personal especializado de la Consejería de Presidencia de Castilla-La Mancha a través del 112; de la Consejería de Fomento, en la parte que afecta a carreteras e infraestructuras; y de la Consejería de Sanidad, a través de SESCAM.

Medios aéreos y terrestres
En cuanto a los medios aéreos y terrestres, la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha ha concretado que para esta campaña se contará de manera habitual con un total de 244 medios.
Destacan 13 helicópteros para el transporte de Brigadas y un helicóptero bombardero KAMOV de 4.500 litros de capacidad, 5 aviones Air Tractor 802, que permiten cargar hasta 3.100 litros en tierra y cuentan con una gran versatilidad por su sistema computerizado de descargas, dos aviones de Coordinación CESSNA Push Pull, desde donde se ejecutará la Coordinación de Medios Aéreos durante los incendios.
En lo que respecta a la maquinaria pesada, se cuenta con 17 equipos  formados por un tractor de cadenas con pala de gran potencia, un camión góndola para su transporte y un vehículo 4x4.
A todos estos medios contratados por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se suman los medios asignados por la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: un Helicóptero bombardero KAMOV de 4.500 litros de capacidad, ubicado en Villares de Jadraque (Guadalajara) y dos BRIF (Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales), compuestas cada una por dos helicópteros semipesados, ubicados en las bases de Prado de los Esquiladores (Cuenca) y La Iglesuela (Toledo), así como de un avión anfibio de 5.500 litros de capacidad, en la base aérea de Los Llanos (Albacete).
Asimismo existen dos retenes terrestres, dos camiones autobomba y un equipo de maquinaria pesada en el Parque Natural de Cabañeros, un retén terrestre y una autobomba en el Parque Natural de las Tablas de Daimiel y otro retén más en Quintos de Mora.
Desde la Junta de Comunidades se seguirá contando con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ya durante campañas anteriores intervino eficazmente en incendios de Castilla-La Mancha.
Junto al personal humano dedicado específicamente a las tareas de extinción, los agentes medioambientales prestan también servicio en la detección, para lo que cuentan con 393 vehículos a los que se sumarán otros 20 que se encuentran en proceso de matriculación.
Además, se cuenta con un sistema de información gráfica básica del territorio que realiza un seguimiento de las máquinas y equipos a través de localizadores GPS, permitiendo situarlos en la ortofoto y ver su evolución en el terreno, así como una mejor comunicación de datos entre los distintos operativos.
Finalmente, María Luisa Soriano ha apelado a la colaboración ciudadana. En este sentido, ha destacado la importancia de extremar las precauciones en la época veraniega para reducir al mínimo las posibilidades de incendios. “El mejor plan de prevención es la precaución y la responsabilidad de los ciudadanos”, ha concluido.

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito