franja con federaciones

El lince ayuda a minimizar los daños de los conejos a los cultivos

lince-castilla-la-mancha

El Ayuntamiento de Pedro Muñoz (Ciudad Real) y el proyecto Life+Iberlince han puesto en marcha una iniciativa para capturar conejos en las zonas de cultivo del término municipal donde se están produciendo daños a la agricultura, con el fin de liberar posteriormente estos ejemplares en las áreas de reintroducción del lince ibérico.

El alcalde de Pedro Muñoz, José Juan Fernández, y el coordinador del proyecto Life+Iberlince en Castilla-La Mancha, Juan Francisco Ruiz Alba, han explicado que lo que se pretende con estos trabajos es extraer conejos de zonas donde están generando daños a la agricultura para reintroducirlos en zonas de monte donde sus poblaciones están muy mermadas.

Juan Francisco Ruiz Alba ha comentado que con estas translocaciones se consigue minimizar los daños a los agricultores y al mismo tiempo se contribuye a recuperar las poblaciones de conejo, pieza clave de la dieta del lince ibérico, en zonas donde es menos abundante. Con esta actuación también se consigue que «aumente la caza menor en municipios donde esta actividad es un recurso socio-económico muy importante».

 El coordinador del proyecto Life+Iberlince ha dicho que la captura y translocación de los conejos cuenta con la autorización de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, en este caso particular, en los terrenos incluidos en el complejo lagunar de Pedro Muñoz.

Subraya que esta acción también será posible debido al interés mostrado por los propios agricultores del municipio que se pusieron en contacto con la empresa Fomecam, que gestiona junto a otros socios el proyecto Life, «para mostrar su interés en ayudar al proyecto en la obtención de conejo de monte, solucionando así los problemas de plaga de conejos que llevan padeciendo durante los últimos años».

Por otro lado, según Ruiz, también se cuenta con el apoyo la Sociedad de Cazadores San Huberto que gestiona el coto de caza de Pedro Muñoz, que ha autorizado la captura de conejos en dicho acotado.

De este modo, los cazadores colaboran de forma directa a la conservación del lince ibérico, gracias a la cesión de los conejos que ellos no son capaces de controlar con su actividad cinegética normal.

Gracias al trabajo de los socios del proyecto Life+Iberlince la conservación del lince ibérico se está convirtiendo en un aliado para sectores socioeconómicos importantes de la región como la agricultura y la caza.

Fuente: ABC Ciudad Real

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito