franja con federaciones

El murciélago, antídoto natural contra las plagas forestales

murcielago

Un estudio de la Junta permite identificar las principales zonas donde habita este insectívoro, cuya conservación es clave para la protección de la biodiversidad

El murciélago, único mamífero volador, es una de las especies más valoradas por los beneficios ecológicos que aporta. Su contribución a la prevención y control de plagas forestales, así como en la disminución de insectos que dañan al arbolado gracias a que conforman su principal nutriente alimenticio, hacen de él un apreciado aliado medioambiental.

Antítodo natural contra las plagas que en ocasiones afectan a las cosechas, estos insectívoros, protegidos por la Unión Europea, colaboran en la conservación de la biodiversidad global de los bosques y actúan de vehículo de dispersión de semillas. Además, su excremento constituye un abono de calidad para uso agrícola.

Con el objetivo de identificar las principales zonas arboladas donde residen estos quirópteros para facilitar su conservación, así como el manejo y gestión de estas especies, la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha financiado un estudio en el que se recogen las áreas preferidas por estos animales. Según se desprende de este trabajo, elaborado por la Estación Biológica de Doñana, dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas, las sierras de Jaén, Granada, Cádiz, Málaga y Huelva son áreas de especial interés para las especies de murciélagos forestales en Andalucía.

En concreto, se han detectado tres grandes áreas de especial interés para murciélagos que habitan en zonas forestales. Una de ellas engloba a las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas de Jaén, y de Castril-Huéscar en Granada; otra está compuesta por Alcornocales en Cádiz y la Sierra de las Nieves en Málaga, mientras que la última corresponde a la Sierra de Aracena en Huelva.

En todas ellas, con una superficie total de 667.000 hectáreas, se ha podido constatar la presencia de diferentes especies, cuyas poblaciones gozan de buena salud si se tienen en cuenta sus densidades en relación a otras zonas peninsulares y europeas. De las tres, la zona de Cazorla es la más importante, ya que da cobijo a todas las especies forestales de interés de Andalucía, seguida de Alcornocales y Aracena.

En comparación con otros enclaves geográficos de Europa occidental, donde debido al frío el número de especies presentes es menor, Andalucía reúne desde el punto de vista climatológico y medioambiental una serie de requisitos fundamentales para la conservación de estos quirópteros.

Actualmente, diez especies diferentes de este insectívoro habitan en los refugios tanto naturales como artificiales que ofrecen las áreas boscosas de árboles de cierta talla y edad de estas áreas de la Comunidad Autónoma Andaluza.

Fuente: Junta de Andalucía

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito