El proyecto de la Junta de Andalucía para la conservación de aves esteparias logra reducir en un 75% su mortandad

Aves_esteparias

La consejera de Medio Ambiente inaugura en Sevilla un congreso internacional sobre zonas de especial protección para estas aves

El proyecto europeo Life para la 'Conservación y gestión en las zonas de especial protección para las aves esteparias de Andalucía' ha logrado en sus tres años de ejecución reducir en un 75% las muertes ocasionadas por las cosechadoras durante la reproducción del aguilucho cenizo y promocionar en estos territorios el turismo de naturaleza vinculado a estas especies. Así lo ha indicado la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, durante la inauguración del congreso internacional que sobre estas aves se celebra en Sevilla.

Para la consejera, este Life ha conseguido la implicación de 120 propietarios de explotaciones agrarias con quienes la Junta ha suscrito 190 convenios para desarrollar las acciones de conservación contempladas en dicho proyecto, además de la diversificación de cultivos para mejorar el hábitat de estas especies y el aumento del número de colonias reproductoras de cernícalo primilla.

Según Serrano, esta iniciativa ha contribuido también a la transformación del paisaje, diversificándolo y creando microhábitas favorables para la avifauna, contando para ello con la colaboración de los habitantes y agricultores de estas zonas. Asimismo, ha mejorado la percepción de estas áreas por parte de la población local y especialmente de los agricultores, al comprobar que se puede gestionar un territorio sin que se cause perjuicio a sus explotaciones ni al desarrollo normal de su actividad.

En opinión de la consejera, las zonas de especial protección para las aves (ZEPA) son territorios prioritarios para la conservación de la naturaleza y para el funcionamiento de las políticas de desarrollo rural, que tienen como referencia la Política Agraria Comunitaria. No en vano, una de las aspiraciones iniciales de este proyecto Life era "que sirviera como ejemplo de manejo del hábitat agrario de cara a que sus bondades fueran recogidas por la nueva PAC mediante la incorporación de alguna medida en el futuro Programa de Desarrollo Rural de Andalucía".

Asimismo, ha recalcado que esta iniciativa se ha convertido en uno de los proyecto más paradigmáticos para la Consejería, no sólo por su inversión de 8,6 millones de euros, sino también por el hecho de "que se conjuga a la perfección la sostenibilidad", ya que "el mantenimiento de la biodiversidad, de un entorno natural equilibrado, supone directos beneficios económicos".

Además de la Junta de Andalucía, este Life tiene como beneficiarios asociados a las organizaciones agrarias ASAJA, COAG Andalucía y UPA, la Mancomunidad de Municipios Valle del Guadiato, SEO/BIRDLIFE y como socios cofinanciadores a Red Eléctrica de España, Fundación Enresa y Endesa. Este proyecto se centra en las ZEPA del Alto Guadiato (Córdoba), Campiñas de Sevilla, Fuente de Piedra y Campillos (Málaga), por su importancia en la conservación de aves esteparias. Las especies prioritarias de este proyecto son la avutarda, sisón, cernícalo primilla, aguilucho cenizo, ganga ortega, canastera, alcaraván común y carraca europea.

Este Life se suma a la casi treintena de proyectos europeos de este tipo que ha conseguido Andalucía. En la nueva convocatoria la Consejería ha presentado tres proyectos, uno sobre flora, otro de carácter forestal y plagas, y un nuevo Life sobre aves esteparias, que abarcaría también zonas de Granada y Almería.

 

Fuente: Junta de Andalucía

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito