La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reclasifica al lince ibérico de “en peligro crítico” a “en peligro”

lince_acuerdo

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reclasifica al lince ibérico de "en peligro crítico" a "en peligro"

Después de 13 años de grandes esfuerzos de conservación, el lince ibérico ha sido rebajado de categoría en la Lista Roja

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha reclasificado al lince ibérico (Lynx pardinus) de "en peligro crítico" a "en peligro", una vez evaluadas las 77.340 especies incluidas en la Lista Roja que elabora este organismo,

La evolución de las poblaciones de este felino ha sido estudiada por los científicos Alejandro Rodríguez y Javier Calzada, quienes han concluido que tras seis décadas de declive de la población y de su área de presencia, entre 2002 y 2012 el tamaño de la población del lince ibérico se ha incrementado de forma continua llegando a 156 individuos maduros, esto implica que se ha pasado de 27 hembras reproductoras en 2002 a 97 en 2012. Asimismo, el área de presencia de esta especie también ha experimentado un aumento considerable. Como resultado de todo ello, el lince ibérico ha pasado de la categoría de “en peligro crítico”, a “en peligro”.

En la actualidad el Lince ibérico está restringido a 2 áreas separadas entre sí, Doñana-Aljarafe y Sierra Morena (Guadalmellato-Cardeña-Andújar-Guarrizas), en estas dos áreas se está trabajando por la Junta de Andalucía junto a diversos entidades (Fundación CBDH, WWF/Adena, Ecologistas en Acción, FAC, Ateca y Secem) mediante Proyectos Life Naturaleza para conseguir mantener e incrementar las poblaciones del felino en Andalucía.

Con el nuevo Proyecto Life+ Naturaleza Iberlince se ha iniciado la recuperación de la distribución histórica de la especie en la Península y un total de 19 instituciones han hecho posible que se haya iniciado esta recuperación mediante la reintroducción con ejemplares silvestres y procedentes del programa de cría en cautividad en Vale do Guadiana, Portugal, Valle de Matachel, Extremadura, Montes de Toledo y Sierra Morena Oriental, Castilla-La Mancha y Guadalemellato y Guarrizas, Andalucía. En estas nuevas zonas, donde ya se han liberado un total de 43 ejemplares desde el pasado año, se están formando nuevas poblaciones que contribuirán en el futuro a garantizar la conservación de la especie.

De cara al futuro es necesario seguir trabajando duro como hasta ahora porque aunque las poblaciones del felino ese están recuperando progresivamente, debemos garantizar este crecimiento y para ello es necesario trabajar en la recuperación de las poblaciones de conejo silvestre, su principal alimento,  para el que sería necesario un Plan nacional, trabajar en la eliminación de atropellos haciendo permeables las infraestructuras viarias y, por supuesto,  garantizando la superveniencia de los nuevos núcleos de población que se han iniciado a través de la reintroducción y el apoyo social de las poblaciones locales.

Según la UICN, la pérdida y degradación de hábitat ha sido identificada como la principal amenaza para el 85% de todas las especies las descritas en la Lista Roja, junto al comercio ilegal y a la proliferación de especies invasoras. De las 77.340 incluidas, 22.784 están en peligro de extinción

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito