franja con federaciones

Publicada la Orden de Vedas para la nueva temporada de caza en Castilla-La Mancha

cazador

El periodo de caza mayor en el que se podrán cazar especies de caza mayor como el ciervo, jabalí, gamo y muflón se establece desde el 8 de octubre de este año al 21 de febrero del 2020

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha publicado este jueves la Orden por la que se fijan los períodos hábiles de caza y las vedas aplicables con carácter general a todo el territorio de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha para la temporada cinegética 2019-2020.

De acuerdo a la Orden consultada este jueves por Efe, el periodo de caza mayor en el que se podrán cazar especies de caza mayor como el ciervo, jabalí, gamo y muflón se establece desde el 8 de octubre de este año al 21 de febrero del 2020.

El periodo hábil de caza menor se establece del 8 de octubre al 8 de febrero de 2020, a excepción de la caza de perdiz con reclamo para la que se establece unas fechas hábiles de caza distintas.

La caza de la perdiz roja con reclamo macho queda establecida en esta orden del 10 de enero de 2020 al 20 de febrero en municipios situados a menos de 800 metros de altitud media y del 23 de enero al 5 de marzo el resto de municipios.

En el caso de las aves no migratorias los periodos de caza, a excepción de tórtola común, se fijan del 8 de octubre de 2019 al 31 de enero de 2020, estableciéndose cupos máximos de tres becadas por cazador y día, excepto si el cupo en el Plan de Caza del cotos es inferior, en que primará entonces lo dictado en el plan.

Los días hábiles para la caza de becada serán los martes, jueves sábados, domingos y festivos.

En media veda, se podrá cazar la codorniz del 22 de agosto al 15 de septiembre de 2019, excepto en las comarcas agrarias de la Serranía Alta de Cuenca y la Alcarria Baja de Guadalajara, donde se deberá cazar del 29 de agosto al 15 de septiembre.

Para la tórtola común y la paloma torcaz, los periodos hábiles serán del 22 de agosto al 22 de septiembre y en el caso de la tórtola, se establece un cupo máximo de cinco tórtolas por cazador y día, excepto si el cupo del Plan de Caza es inferior, mientras que en el caso de la paloma torcaz sólo podrá cazarse desde puesto fijo con cimbeles naturales o artificiales siempre que no vulneren la prohibición recogida en la Ley de Caza.

Los días hábiles en media veda serán jueves, sábados y domingos.

Las aves migratorias acuáticas se podrán cazar del 15 de octubre de 2019 al 31 de enero de 2020, empleándose en puesto fijo cimbeles naturales o artificiales siempre que no vulneren la Ley de Caza, con un cupo máximo de dos piezas de ánsar común por cazador y día y un cupo máximo de ánade friso y cerceta común de tres piezas por cazador y día, salvo que el Plan de Caza del coto establezca un número inferior.

En el caso de especies como el zorro y la urraca, se establece que se podrán cazar tanto durante el periodo general de veda, como en el de media veda.

En cuanto a la caza del corzo macho se establece que se podrá cazar del 1 al 30 de septiembre de 2019, y del 1 de abril al 31 de julio de 2020 en las modalidades de rececho, aguardo o espera en horario diurno.

También estará autorizada la batida de hembras si se contempla en el Plan de Caza aprobado, entre el 1 de diciembre de 2019 y el 21 de febrero de 2020.

Finalmente, la Orden de Vedas establece que la cabra montés se podrá cazar en la región del 15 de noviembre al 15 de enero.

Fuente: www.clm24.es

¡Compártelo!

No se permite realizar comentarios.

Boletín Informativo Gratuito